Aproval frente a alerta sanitaria por Fiebre Q: “Lo responsable es mantener la calma y no sobre-reaccionar”

Para el presidente del gremio lechero de Los Rios, Enrique Kunstmann, “buena parte de las recomendaciones de la autoridad son prácticas de bioseguridad habituales en las unidades productivas, sólo que ahora se están reforzando”.

Un llamado a la calma y a poner en contexto real la presencia en Chile de la bacteria Coxellia Burnetti -causante de la Fiebre Q-, formuló la Asociación de Productores de Leche de Los Ríos ante la declaración de “alerta sanitaria” establecida por las autoridades del Ministerio de Salud para las regiones de La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos.

“De acuerdo con la información disponible hasta el momento, nos parece que las autoridades han estado adoptando las medidas pertinentes en función de cómo se han ido desarrollando los acontecimientos a partir de la aparición de los casos de neumonías atípicas en la vecina Región de Los Lagos”, sostuvo el presidente del gremio lechero de Los Ríos, Enrique Kunstmann.

En este sentido, aseguró que desde el punto de vista de las personas se han estado aplicando los protocolos de bioseguridad en los predios donde se han centrado las indagaciones, como también en lo que se refiere al manejo de los rebaños. “Lo que estamos viendo ahora, tras la declaración de alerta sanitaria, es extender y reforzar estas medidas de bioseguridad a las demás unidades productivas de estas regiones, como una manera de prevenir posibles nuevos contagios de esta enfermedad”.

Desde Aproval señalaron que las características de la bacteria que provoca la Fiebre Q (Coxellia Burnetti) no amerita una sobre-reacción y que las medidas sugeridas desde la autoridad hay que entenderlas en la lógica de prevenir nuevos casos mientras se genera la información necesaria para determinar con mayor certeza las implicancias de esta inusual condición sanitaria asociada a actividades productivas en el ámbito pecuario.

“Acá no estamos en presencia de una enfermedad nueva ni extraña y buena parte de las recomendaciones de la autoridad son prácticas de bioseguridad habituales en las unidades productivas, sólo que ahora se están reforzando. Y desde el punto de vista de la población, la recomendación de no consumir leche ni productos derivados sin pasteurizar es una medida permanente que bajo las actuales circunstancias amerita recordar”, concluyó el dirigente.

La Fiebre Q es una enfermedad transmitida a las personas principalmente por vacunos, ovejas y cabras y se considera una enfermedad profesional.

Al respecto, el Ministerio de Salud decretó una alerta sanitaria en las regiones de La Araucanía, Los Rios y Los Lagos, la cual faculta a las autoridades a adoptar las medidas necesarias para controlar el brote, realizar estudios epidemiológicos y ambientales para investigar su causa, mecanismos de transmisión e implementación de exámenes para el diagnóstico. Hasta el momento existen 59 casos sospechosos y se dieron a conocer tres serologías positivas de esa bacteria en la provincia de Osorno.

(Visited 9 times, 1 visits today)