Balance de la cuarta jornada: La noche en que se juntaron las estrellas

Imagen: Leonardo Rubilar

Cuando no son pocos los que comenzaron a dudar del stand up comedy en Viña del Mar a partir del contundente fracaso de Jani Dueñas en la noche anterior, Jorge Alis se ganó a todos y le ganó a todo, incluso a una rebelde disfonía que pareciera lo tenía por las cuerdas en la conferencia previa al show.

No es fácil definir una noche que en teoría está cargada al romanticismo. Y es que Marco Antonio Solis es uno de aquellos personajes que se valen de si mismos para llegar al público en cualquier escenario donde se encuentren. Con una trayectoria más que destacada, con todos los reconocimientos habidos y por haber, y toneladas de éxitos, no era dificil presagiar que el ex-Buki triunfaría una vez más en la Quinta Vergara.

El mexicano simplemente hizo un recorrido por sus grandes éxitos por aproximadamente hora y media, tanto como solista como de su etapa en Los Bukis, suficiente para recibir ambas gaviotas (tanto la de plata como la de oro) y la ovación de sus incondicionales seguidores, sus “mamitas” como le gusta llamarlas.

Lo que no estaba en los planes de nadie, era que el cantante recibiría un reconocimiento especial: las llaves de la ciudad de Viña del Mar. Fue recién en ese momento cuando a los sones de “Más que tu amigo”, Marco Antonio Solis se despidió del escenario que lo vió triunfar una vez más.

Jorge Alís: El mejor de todos

Lo de Jorge Alis es mucho más que un simple fenómeno:, el autodenominado “Argentino QL” no sólo reivindicó el género ante el “Monstruo”, sino que fue más allá. Es que no fue el típico monólogo que caracteriza a ese género humorístico, fue una completa radiografía sociocultural a nuestra realidad nacional, una característica que sólo habiamos visto en Coco Legrand hasta no hace mucho.

Alís se gano a todos y le ganó a todo, incluso a una rebelde disfonía que pareciera lo tenía por las cuerdas en la conferencia previa al show, pero verlo esta noche con la voz más recuperada y haciendo gala de un repertorio completamente actualizado y sin perder su sello característico, el trasandino no sólo tuvo una rutina más extensa que el promedio de los humoristas (estuvo fácilmente 90 minutos arriba del escenario) sino que también se convirtió por lejos en lo más visto hasta ahora del certamen con un peak de 50 puntos.

Todo lo anterior demuestra que Jorge Alís no solo tiene las armas para seguir triunfando, sino que algo aún más importante: hacer reir al público, criticar nuestras propias miserias como país y como sociedad, y sobretodo con respeto, es posible, más allá que sea un cuentachistes o un exponente del stand up comedy. El tipo hace rato que se ganó su espacio en el dificil arte de hacer reir.

Carlos Rivera: El fenómeno

Cuando recién nombraron por primera vez a Carlos Rivera, me sonó como a un ilustre desconocido de aquellos que de cuando en cuando aparecen por Viña. Pero cuando vas descubriendo su curriculum  y te das cuenta que viene de ser la voz en español de una película ganadora del Oscar como “Coco”, es porque algo tiene. Y si no me cree, preguntele a las fans que simplemente estuvieron con él desde que llegó al país.

Sin mayores pretensiones, Rivera mostró un repertorio fresco que tiene todo el potencial para una gran carrera. El show no duró más allá de 45 minutos, pero fue más que suficiente para satisfacer al público que aún estaba en la Quinta Vergara.

Mañana jueves será un dia de alta tensión: se espera el arribo de Backstreet Boys por primera vez en 20 años desde su debut en el mismo escenario en 1998, seguido del humorista Mauricio Palma y Camila Gallardo en el cierre.

(Visited 4 times, 1 visits today)