A los 98 años murió el Premio Nacional de Artes Musicales, Vicente Bianchi

Imagen: Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio

El instrumentista, compositor, radiodifusor, director de orquesta y coros compuso a lo largo de su carrera más de 150 obras para piano, orquesta y canto en lo folclórico, popular y clásico, grabando más de 300 obras, caracterizándose por su vasto conocimiento musical y amplia versatilidad.

A los 98 años falleció este lunes 24 de septiembre el instrumentista, compositor, radiodifusor, director de orquesta y coros, Vicente Bianchi Alarcón.

A lo largo de su carrera formó duplas creativas con artistas como el poeta Pablo Neruda, y sus composiciones fueron usadas en películas, documentales, avisos comerciales de radio y televisión, entre otros.

Entre las más de 300 obras grabadas a lo largo de su carrera, Vicente Bianchi demostró dominar un amplio registro de géneros musicales. Creó composiciones religiosas, villancicos, marchas, himnos y piezas sinfónicas de música de raíz folclórica chilena y peruana, además de su importante labor como arreglador y director de orquesta en conciertos de grandes músicos chilenos y extranjeros.

Entre sus obras más destacadas se encuentran “Música para la Historia de Chile” (1955), “Tonadas de Manuel Rodríguez”, los arreglos que hizo para “La Pérgola de las flores”, de Francisco Flores del Campo en 1959, y “Misa a la chilena”, publicada en 1964, entre muchas otras.

Paralelo a su activa labor creativa, fue impulsor de la actividad orquestal y coral, creando y encabezando diferentes agrupaciones relacionadas con la música popular, tales como el coro Chile Canta y el Coro Espectáculo; además colaboró en la formación de la Sociedad del Derecho de Autor (SCD), y la Sociedad de Autores y Compositores, siendo esta última fundada en 1987.

Después de varias postulaciones recibió el Premio Nacional de Artes Musicales el 2016. Previamente el compositor había sido galardonado con numerosas distinciones a lo largo de su carrera, donde destacan el Premio Apes a la Trayectoria (2008), Premio a lo Chileno (2004), Premio a la Música Chilena, y la Orden al Mérito docente y cultural Gabriela Mistral del Ministerio de Educación (ambos el 2000), y el Premio al Folclor (1998).

Una vida dedicada a la música

Vicente Bianchi Alarcón nació un 27 de enero de 1920 en Santiago. A los seis años inició la práctica de piano de cola con los profesores particulares Daniel Julio y Olga Águila Fraga. Realizó estudios secundarios en el Liceo Manuel de Salas.

A partir de los nueve años y por los ocho siguientes fue alumno regular del Conservatorio de la Universidad de Chile. A los 17 años el músico ingresó al mundo de la radio, que lo llevó a trabajar en esa área gran parte de su vida y a formar sus primeras orquestas profesionales

Vinculado desde sus inicios a la radiodifusión, en 1940 se integró la Radio Agricultura, donde formó un octeto profesional. En 1951 aceptó el cargo de director de la Orquesta de la Radio El sol de Lima.

Luego de varios viajes a Perú  -donde cosechó gran éxito- regresó definitivamente a Chile en 1955. En esa misma época comenzó a trabajar sobre textos del poeta Pablo Neruda, con quien conformó una dupla creativa que duraría varios años.

Fruto de esa alianza artística es la musicalización que Bianchi hizo al poema de Neruda “Música para la Historia de Chile”, en 1955. Ese mismo año creó las “Tonadas de Manuel Rodríguez”. En 1959 hizo arreglos para “La Pérgola de las flores” de Francisco Flores del Campo y un año después ingresó a la Radio Cooperativa.

Creó la primera misa chilena cantada en español en 1964, que incluye ritmos mapuche, cantos corales, danzas nortinas y una cueca. En 1969, por solicitud del cardenal Raúl Silva Henríquez compuso la obra “Te Deum Laudamus” y en 1970 presentó la “Misa de la Cruz del Sur”.

El año 1973 participó en el Festival de Viña del Mar con la composición “A la bandera chilena” –también texto de Neruda. Además, entre 1989 y 1992 dirigió el Coro de la Universidad de Santiago de Chile (USACH).

Evidente muestra de su talento inagotable y su compromiso por el rescate de nuestros sonidos fue la presentación de “Chile Fértil” (2016), disco inédito que el maestro grabó a la edad de 96 años, y que representa una continuación de su obra “Música para la historia de Chile” (1955). En la ocasión, Bianchi evidenció su entusiasmo por seguir creando, asegurando que aún tenía en sus manos material inédito para continuar grabando.

Parte importante del material acumulado en 98 años de vida se encuentra en el Archivo de Música de la Biblioteca Nacional, gracias a la valiosa donación que Bianchi hizo en 2010 consistente en un número importante de partituras manuscritas, discos, casetes, fotografías y revistas; registro material de un enorme legado y un compromiso invaluable por la música popular chilena y latinoamericana, en los más variados géneros y registros.

Duelo Nacional

La ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Consuelo Valdés, manifestó su pesar por la partida del destacado compositor nacional. “Vicente Bianchi es una verdadera leyenda de nuestra música, lamentamos profundamente su partida. No sólo destacó como pianista, compositor y director de orquesta, sino que también fue el responsable de fusionar la música docta y el folklore nacional de forma magistral y de reflejar en ello su profundo amor por Chile. Todo esto le significó obtener en vida el Premio Nacional de Artes Musicales 2016, máxima distinción del Estado”.

Los homenajes de despedida comenzaron a las 15 horas de hoy, cuando el féretro pasó por el Centro Cultural de La Reina Vicente Bianchi, luego por la iglesia Santa Marta, donde hacía sus tradicionales misas a la chilena, así como por el frontis de la Municipalidad de Ñuñoa, comuna de la que era hijo ilustre. Luego se dirigió a la sala Arrau del Teatro Municipal de Santiago, donde están siendo velados sus restos, y donde la ciudadanía se puede acercar para despedirlo y agradecer su legado en un libro de condolencias desde mañana martes 25.

El miércoles 26 de septiembre el cortejo fúnebre pasará por la Sociedad de Derecho de Autor (SCD), donde recibirá un homenaje cerca del mediodía, para luego continuar camino a la Catedral Metropolitana de Santiago, donde se realizará una misa a la chilena a las 14 horas, y además se presentará un homenaje a cargo de los dos elencos estables del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio: el Ballet Folklórico Nacional (Bafona) y la Orquesta de Cámara de Chile.

La ministra Valdés destacó: “Los grandes artistas, los grandes compositores no mueren, permanecen siempre en nuestra memoria, en nuestra gratitud. Así que solo le podemos agradecer todo lo que le entregó a nuestro país”.

(Visited 23 times, 1 visits today)