Jamiroquai se lució con sicodélica presentación de nivel mundial en Viña 2018

La banda británica, se llevó sin problemas las Gaviotas de Oro y Plata con un impecable show lleno de funk, que hizo delirar a la Quinta Vergara.

El jueves 22 de febrero será una fecha difícil de olvidar, pues Jamiroquai entrenó un espectáculo de categoría mundial al ritmo del funk para llevarse las Gaviotas de Plata y Oro en la 59a edición del Festival de Viña del Mar, tras 1 hora y 44 minutos.

Enfundado en su habitual traje multicolor y gorro sicodélico digno para la ocasión, Jay Kay aprovechó la instancia para entrar con la canción “Shake it on”, de su último disco “Automate”. La gente ya estaba rendida a sus pies.

Luego Kay deleitó a los fans con “Little L”, uno de sus clásicos, para luego tener un cariño con Chile al hablar en español: “Buenas noches Chile, quiero transportarlos a Inglaterra”, dijo, ante el delirio de los fanáticos.

Jamiroquai siguió con otro corte de su nuevo disco, “Superfresh”, para continuar con otro clásico de su catálogo: “Space Cowboy”. En ese momento aprovechó de acercarse al público para saludar.

Tras ello los fans recordaron viejos tiempos con una sólida versión de “Alright” y después aprovechó el vuelo para dar a conocer “Cloud 9”, otro de los registros de su álbum “Automaton”.

Las damas comenzaron a bailar efusivamente con “Cosmic Girl” antes que Jamiroquai siguiera deleitando a los presentes con “Dont’ Give hate a chance”.

Una pausa para tomar agua le sirvió perfecto al inglés para retomar y llenar de funk y sicodelia a la Quinta Vergara con “Traveling”, “Runaway” y “Canned Heat”. Nadie estaba sentado.

Cerca del final ‘Love Foolosophy’ sirvió como corolario para un show de alta calidad y, por cierto, para la entrega de las respectivas Gaviotas de Plata y Oro, ante una enfervorizada petición del público. Carola de Moras ayudó a Rafael Araneda con el inglés para entregar el segundo premio.

Jamiroquai finalmente cantó un tema más y se fue con total calma del escenario, pese a los ensordecedores gritos pidiendo su retorno.

De todas formas, un show impecable desde el punto de vista musical y que demuestra que -más allá de las críticas por enfocar demasiado a la gente- el anglo llegó para quedarse en Viña del Mar, donde Jamiroquai estuvo a la altura de otros grandes exponentes invitados de Chilevisión como Sting y Elton John, entre otros.

(Visited 20 times, 1 visits today)