Escrutinio confirma victoria de Merkel en Alemania

Según datos provisionales, la CDU de Merkel obtuvo un 33 % de los votos y el SPD de Martin Schulz un 20,5 %. La ultraderechista AfD confirmó su ingreso al Bundestag con 12,6 %.

banner-dw

El escrutinio provisional de los votos de las elecciones alemanas confirmó este lunes la victoria del bloque conservador liderado por la canciller, Angela Merkel, con un importante retroceso, y el estreno del ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) en el Parlamento como tercera fuerza.

Según los datos difundidos por la Oficina electoral federal, todavía provisionales, la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel y su hermanada Unión Socialcristiana de Baviera (CSU) obtuvieron un 33 % de los votos, una caída de 8,5 puntos respecto a hace cuatro años y su segundo peor resultado tras el 31 % de 1949.

El Partido Socialdemócrata (SPD), liderado por Martin Schulz, cayó al 20,5 %, más de cinco puntos por debajo de las anteriores generales y el peor resultado de la historia de la formación.

Peor resultado personal

Estas cifras significan para Merkel su peor resultado personal con la Unión Cristianodemócrata (CDU) desde que se convirtió en canciller en 2005 y el más bajo en casi 70 años.

“Hemos logrado nuestro objetivo. Somos la primera fuerza política y tenemos el cometido de formar Gobierno. Ningún partido puede gobernar sin nosotros”, afirmó Merkel con semblante serio a pesar de los vítores de “Angie, Angie” de sus seguidores en la sede del partido en Berlín, consciente de que los conservadores no habían sufrido un castigo tan fuerte en las urnas desde 1949.

“Que se vayan preparando para la que les espera”

Aún no se puede lograr preveer con exactitud las consecuencias políticas de los comicios. Sin embargo, una cosa es segura y es que Merkel tendrá que lidiar a partir de ahora con un complicado escenario parlamentario, en el que habrá unos 90 diputados de la AfD, el partido populista antiinmigración, antiislamista y antieuropeísta de Alemania.

“Que se vayan preparando para la que les espera”, advirtió el candidato de AfD, Alexander Gauland, en toda una declaración de intenciones después de que su partido obtuviese el 12,6 por ciento de los votos y entrase por primera vez en el Parlamento tras su creación en 2013. “Vamos a recuperar nuestro país y a nuestro pueblo”, añadió.

SPD no quiere formar coalición

Con el Parlamento más fragmentado de la historia de Alemania desde que en 1953 se introdujera la cláusula del cinco por ciento de votos exigidos para contar con representación parlamentaria y el mayor de la historia del país con más de 700 diputados previsiblemente, Merkel tendrá que afanarse para lograr formar un Gobierno de coalición.

Para ello no podrá contar con los socialdemócratas, ya que el SPD anunció inmediatamente su intención de volver a la oposición y no  reeditar la gran coalición con los conservadores.

“Es un día triste y amargo para la socialdemocracia”, admitió Schulz, que poco después de aceptar su derrota emprendió el camino del ataque contra Merkel, a quien responsabilizó del auge de la ultraderecha en un país que se pensaba vacunado contra partidos más a la derecha de los conservadores gracias a su pasado histórico y su boyante economía.

La coalición “Jamaica”

Merkel ahora quiere volver a volver a traer a su redil a quienes hoy votaron a la AfD “solucionando sus problemas, recogiendo sus preocupaciones, también sus miedos en parte, pero, sobre todo, haciendo buena política”.

Los comicios supusieron además el regreso de los liberales (FDP), socio en la anterior legislatura de Merkel. El partido vuelve con el 10,7 por ciento de los votos al Bundestag tras cuatro años relegado al extraparlamentarismo y después de sufrir una crisis interna que estuvo  a punto de hacerlo desaparecer.

Estas cifras lo convierten en el posible socio en un futuro Gobierno tripartito junto con Merkel y los Verdes, que lograron un 8,9 por ciento. Se trata de la llamada alianza “Jamaica” (por los colores de los partidos, equivalentes a la bandera de ese país), inédita a escala federal. Por su parte, el partido poscomunista La Izquierda obtuvo 9,2 por ciento (2013: 8,6 por ciento).

(Visited 2 times, 2 visits today)