13 muertos y 100 heridos en ataque terrorista en Barcelona

Dos sospechosos han sido detenidos y otro habría sido abatido. Estado Islámico se adjudicó el ataque.

banner-dw

Trece personas muertas (entre ellas cinco niños) y más de 100 heridos, quince de ellos de gravedad, dejó este jueves un atentado terrorista adjudicado por Estado Islámico, luego de que una furgoneta Opel Vivaro de color blanco se subiera a la zona peatonal de La Rambla de Canaletes, a pocos metros de la Plaza de Cataluña, en pleno centro de Barcelona, y atropellara a decenas de personas que paseaban por el lugar, uno de los más turísticos de la capital catalana.

La Policía local, los Mossos d’Esquadra, notificó de los hechos a través de su cuenta en Twitter, por medio de la cual ha pedido a la gente que se queden allí donde estén hasta que los agentes den la autorización para salir. Asimismo, las tiendas comerciales y edificios públicos han bajado sus cortinas dejando a los clientes dentro. Tras el ataque se produjo una estampida de personas que escapaban sin rumbo fijo y han surgido rumores de tiroteos, que han sido desmentidos por la Policía.

El sitio donde ocurrió el atentado fue acordonado por las fuerzas de seguridad. El vehículo utilizado es una furgoneta blanca que quedó abandonada luego de que su conductor escapara del lugar a pie tras chocar contra un kiosco, cerca del mercado de La Boquería. Un testigo citado por el diario El País afirma que el vehículo “ha arrollado a la gente mientras cruzaba el semáforo”, aunque otras fuentes sostienen que el atacante avanzó 700 metros atropellando personas.

Toma de rehenes

Un taxista entrevistado por la radio española aseguró que el vehículo avanzó zigzagueando sobre La Rambla, “atropellando a todo lo que se cruzara”. La Policía ha montado un enorme operativo en el lugar, cerrando un enorme perímetro, desviando el transporte público y cerrando las estaciones de metro. Asimismo, se ha pedido a través de Twitter que no se difundan imágenes de los operativos que se realizan en la ciudad.

Fuentes policiales confirmaron al diario El Mundo que, tras el atropello, se ha producido una situación en un restaurante turco “El Rey de Estambul” donde ha habido toma de rehenes. Distintos medios hablan de dos hombres armados que ingresaron al lugar. Sin embargo, posteriormente la misma Policía ha descartado esta situación, que habría sido una acción distractiva organizada por los atacantes, uno de los cuales fue detenido a unos 80 kilómetros al norte de Barcelona. Se trata de Driss Ouakbir, quien habría alquilado la furgoneta con la que se perpetró el ataque.

Otro sospechoso fue detenido, mientras que un tercero fue abatido tras saltarse un control policial. En horas de la noche, el Estado Islámico se atribuyó el ataque, según un comunicado de la agencia de noticias Amaq, perteneciente al grupo yihadista.

(Visited 14 times, 1 visits today)