Opinión: Cero daño, el único camino

Marcela Bascuñan
Integrante Comisión de Seguridad
CChC Valdivia

Tras conocer cifras de accidentes del trabajo con resultado de muerte dadas a conocer por la Unidad de Seguridad y Salud Laboral del Departamento de Inspección de la Dirección del Trabajo difundidas por la prensa, los invito a reflexionar sobre una realidad que como región no podemos aceptar: Valdivia es la ciudad que exhibe el peor desempeño a nivel nacional, pues los accidentes laborales con resultado de muerte subieron de 7 en 2015 a un total de 18 el año pasado.

Es una cifra alarmante que no puede quedar relegada a una mera lectura o como un dato estadístico más, pues hay consenso en que no hay nada más devastador para el alma y la moral de una empresa –y de una familia- que un accidente grave o la muerte de un trabajador.

No obstante, en los últimos cinco años se ha reducido la tasa de accidentabilidad de trabajo en un 27,31%, evitando accidentes en unos 80 mil trabajadores entre el 2011 al 2015. Pero el desafío sigue, dado que si bien han disminuido los accidentes en los lugares de trabajo, estos han aumentado en los trayectos vinculados al trabajo.

Algunos sectores con actividades riesgosas por naturaleza, como la construcción, son un ejemplo en la creación de ambientes de trabajo cada vez más seguros, y si bien, han disminuido sus tasas de accidentes, esa labor nunca será suficiente mientras sigan ocurriendo accidentes fatales. Es por eso que nuestro objetivo principal es el cero daño, encarnado actualmente en las campañas Cero Accidentes Fatales de empresas socias CChC y la Mutual de Seguridad que busca generar una cultura en materia de seguridad laboral y transformar a los gerentes y dueños de las empresas en líderes en esta área, para ir más allá que cumplir con la legislación actual.

La campaña  que está basada en las 7 reglas de  oro de la seguridad, contempla además instaurar un registro de incidentes de trabajadores adherentes.  La idea es convertir la seguridad en el valor más importante de la empresa, puesto que una buena gestión y un cambio en la cultura organizacional se evitan no solo accidentes fatales, sino accidentes de todo tipo.

Hasta el momento  78% de las empresas socias de la CChC sede Valdivia  se han comprometido con la campaña Cero Accidentes Fatales y están trabajando en el reporte de incidentes entre sus colaboradores. La seguridad es un compromiso y adherir es obra de todos.

(Visited 11 times, 1 visits today)