ABBA celebra 40 años de su primer éxito con gran fiesta en el museo Tate Modern de Londres

Anni-Frid “Frida” Lyngstad y Björn Ulvaeus representaron al cuarteto en el evento de gala que recordó el paso del grupo por el festival Eurovisión de 1974.

LONDRES.- El grupo de pop sueco ABBA visitó ayer el museo Tate Modern de Londres para liderar una espectacular fiesta en la que se conmemoraron los 40 años de su salto a la fama en el festival Eurovisión.

Fue la armónica melodía de “Waterloo” lo que cautivó al jurado de ese certamen que se realizó en el teatro Dome de Brighton (sur de Inglaterra) la noche del 6 de abril de 1974, sellando el inicio de una carrera musical histórica para el cuarteto.

Benny Andersson, Anni-Frid “Frida” Lyngstad, Björn Ulvaeus y Agnetha Fältskog, cuyas iniciales bautizaron la formación, no imaginaban entonces que su música pasaría a la historia con temas como “Chiquitita”, “Honey, Honey”, “Dancing Queen”, “Voulez-vous” o “Money, Money, Money”.

Su éxito se debe a “la combinación de los cuatro, del talento de los compositores y de las dos voces bonitas juntas, es una buena combinación de éxito”, explicó una elegante Frida Lyngstad al llegar a la fiesta en la que no dejaron de sonar sus alegres melodías.

Por su parte, el guitarrista Björn Ulvaeus afirmó que “es increíble que ABBA todavía sea relevante porque la gente aún la escucha y siguen sonando sus canciones”.

Ambos desfilaron por la alfombra roja de la Tate Modern, en la orilla sur del Támesis y bajo un cielo lluvioso en Londres, mientras eran aclamados por una multitud de admiradores que no querían perder la oportunidad de ver a los dos miembros de ABBA juntos de nuevo.

El compositor del grupo, Benny Andersson, celebró anoche el aniversario en Estocolmo, pero ni él ni la vocalista Agnetha Fältskog acudieron a la fiesta de la capital británica.

Los seguidores del grupo sueñan con que el cuarteto vuelva a reunirse, pero, tras su separación en 1981, la banda nunca ha mostrado intención de juntarse de nuevo sobre un escenario.

“Es muy difícil, porque Benny y Björn están ocupados con otras cosas y somos ya más mayores y no tenemos esa motivación”, explicó la cantante de 69 años, aunque insistió en que “lo bonito” es que su música “siga viva”.

A pesar de que no planean volver a los escenarios, el cuarteto mantiene una muy buena relación. “Por supuesto, somos muy buenos amigos todos nosotros”, comentó Björn entre risas.

Tras la disolución, el grupo volvió a ocupar todas las portadas a raíz del estreno en 2008 de la película musical “Mamma Mia!”, protagonizada por Meryl Streep, que precedió al lanzamiento del disco “ABBA Gold”.

Esa colección de grandes éxitos se convirtió en un número uno en ventas en muchos países.

Para celebrar su cuadragésimo aniversario, el grupo lanzó en marzo pasado un libro oficial con más de 600 fotografías y testimonios que recorren su trayectoria musical a través de imágenes y revelan algunos de sus secretos.

“Es un libro que contiene fotografías de todo el mundo. Muchas de ellas hacía mucho tiempo que no las veíamos y es bonito ponerlas juntas. Me gusta mucho, es muy interesante”, afirmó Björn.

Además, hoy saldrá a la venta el álbum recopilatorio “Gold Edición 40 Aniversario”, una versión de su inolvidable “Waterloo” y una edición en vinilo de 180 gramos y otra en formato digital de todos sus álbumes de estudio.

Entre su discografía, destaca el álbum “Gracias por la música”, que el cuarteto grabó en español y en el que se incluyeron canciones como “Chiquitita”, “Fernando”, “Mamma Mia” o “Estoy soñando”.

Frida y Björn confesaron que solo saben un poco de español, pues alguien traducía sus letras.

(Visited 22 times, 1 visits today)